5 cosas buenas de Cerveza México

Views

Desde hace años, Cerveza México pretende reunir a lo mejor del mundo de la cerveza. Como en todo evento de esta envergadura, hay puntos rescatables y puntos a mejorar. Repasemos hoy los puntos buenos.

Los puntos buenos

No hay pruebas gratis

Aunque para muchos esto podría entrar entre los puntos malos, en realidad, la razón por la cual se cobran las pruebas en Cerveza México es para beneficiar a los pequeños productores. Los grandes, con sus gigantescos presupuestos detrás, se pueden dar el lujo de regalar cervezas a lo loco sin perjudicar a su economía. Al momento de prohibir las pruebas gratis, las microcervecerías recaudan dinero esencial para su supervivencia.

 

Se promueve el consumo responsable

Bajo el auspicio de Cerveceros de México, la campaña No te hagas güey promueve el consumo responsable del alcohol y, por ende, de la cerveza. Entres sus puntos más importantes están: no vender ni ofrecer alcohol a menores de 18 años, consumirlo moderadamente y no conducir bajos sus efectos, entre otros más.

Agua potable para todos

En Cerveza México no hay que comprar agua. Los organizadores pusieron a disposición de los asistentes garrafas de agua alrededor del “Beergarten” y otros lugares estratégicos para que la gente se mantuviera bien hidratada.

Acermex

El pabellón de Acermex, una asociación civil que vela por los intereses de la cerveza artesanal, tuvo un espacio increíble que, en concordancia con su agenda, promovió a muchos pequeños cerveceros mexicanos. Además, el proyecto que hizo en conjunto con Brewers Associaton, en el que cervecerías nacionales y estadunidenses hicieron cervezas en colaboración, fue sensacional, pues es una experiencia hecha en específico para Cerveza México. Lástima que los organizadores no tuvieron la visión de vender las cervezas a los asistentes, alejando a muchos aficionados a la cerveza de unas bebidas únicas, ricas e interesante.

Cerveceros artesanales

De nuevo, uno de los puntos más rescatables de este evento es la participación de pequeños productores. Su ímpetu, su ilusión y su frescura engrandecerán a la escena microcervecera en México. No importa si van como parte de un grupo, como en Acermex o por su cuenta, ellos inyectan vida a la escena cervecera mexicana. Es verdad, no todos las cervezas presentadas tienen la mejor calidad. El tiempo, la constancia y la profesionalización de nuestro medio logrará los altos estándares que hay en otros países.

Obviamente hay muchos puntos más a señalar, como la cantidad de baños disponibles, los cursos para profesionales y la asistencia del público. Como cada año. Este evento mejorará.

5 cosas buenas de Cerveza México