El secuestro de Heineken

Views

Heineken es una cerveza muy conocida, pero pocos son los que saben del secuestro de uno de sus dueños. Aquí te contamos la historia.

Freddy Heineken

Nieto del fundador original, Freddy Heineken fue CEO de la cervecería entre 1971 y 1989. Durante su gestión Heineken pasó de ser una empresa mediana a la cuarta cervecerías más grande a nivel mundial.

Cuando a comenzó a trabajar en la fábrica (inicialmente como botones), ésta ya no era de propiedad familiar. Por lo tanto, una de sus primeras decisiones fue recomprar las acciones vendidas y asegurarse del control total de la cervecería. Al final de su vida, se convirtió en uno de los hombres más ricos de Holanda.

By Rob C. Croes / Anefo - Nationaal Archief, CC BY-SA 3.0 nl, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=27508264

By Rob C. Croes / Anefo – Nationaal Archief, CC BY-SA 3.0 nl, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=27508264

El secuestro

El 9 de noviembre de 1983, Cor van Hout, Willem Holleeder, Jan Boelaard, Frans Meijer, y Martin Erkamps secuestraron al director y a su chofer, Ab Dodeder frente a las oficinas en Ámsterdam. Durante tres semanas las víctimas fueron escondidas en una nave industrial en el puerto de la ciudad que había sido acondicionada para mantener a los prisioneros en cuartos separados. La suma de rescate fue para su tiempo la más grande que jamás se hubiera pedido, equivalentes a unos 16 millones de dólares, .

Los secuestrados fueron confinados a cuartos separados y estaban encadenados a la pared. Gracias a una denuncia anónima, la policía logró localizar el lugar donde se encontraban las víctimas. A pesar de que el pago había sido hecho, los secuestradores no liberaron a los reos y huyeron con el dinero; aunque la policía los atrapó horas después.

Este acontecimiento tuvo una gran resonancia a nivel mundial debido a la importancia del personaje, la cantidad del rescate y el accionar de la policía, pues lograron apresar, aunque sea años después, a la mayoría de los implicados y lograron recuperar gran parte del dinero perdido.

 

 

El secuestro de Heineken