Siete cervezas para sobrellevar las elecciones

Views

No te preocupes. Si estás harto de que en tu muro, en el camión, en el coche, en el súper, en tu escuela y en tu casa escuches de las elecciones. Nosotros también ya no aguantamos. Afortunadamente tenemos cerveza, que es un paliativo para esta época de terrible y absoluta angustia. No queremos hacer menos ni quitarle la importancia a los comicios que dictarán la política de los siguientes años pero queremos hacerte pasar el rato más amable, con una cerveza en mano para sobre llevar este circo que parece boxeo.

1 – Lupita – Cervecería Cyprez

Una sour de baja fermentación. Fuertemente lupulada, con ricos aromas cítricos y un sabor acidito rico. Así es Lupita. Una cerveza para cuando andes con el humor ácido. Listo para repartir memes burlándote de todos los candidatos, del más joven al más viejo, del más rico al más canalla. Tratarás de reírte de sus propuestas. De sus mentiras. De todo lo que representan, mientras se te resbalan las elecciones por tu lado más amable.

 

2 – La Gaviota Melendrez – Wendlandt

Más allá del bien y del mal, ahí estás. Ya se te resbala todo. No te importa si llueve, nieve, granice o haga calor. Tu quieres tu pils con hartos lúpulos y con una buena base de maltas, para que no la confundas con agua. Eres estoico. Sabes capotear los embates de la vida, y sabes distinguir los graznidos de los candidatos. Trago tras trago de tu cerveza, masticas la realidad: todos son iguales, pero no te dejarás ensuciar entre tanto pájaro que levanta vuelo aflojando su ser, pues sabes disfrutar de los pequeños detalles de la vida, como tu pils.

3 – IPA – La Brü

Eres amargo y no te importa esconderlo. Detrás de cada bocado de lúpulo escondes toda la indignación mientras el balance de maltas y los IBUS sean adecuados. Te gusta la cerveza resinosa, áspera, cítrica y un tanto golpeadora. Puedes resistir mejor a la constante repetición de los spots electorales en el radio, la televisión y la calle. Aguantas incluso el descaro de la supuesta honestidad de todos, porque sabes que tu IPA preferida, con sus graditos extra de alcohol, te ayudarán a mantener la cara impávida, aunque por dentro te retuerzas.

4. Brown Ale Pecan Pie – Propaganda

Te gustan las cervezas balanceadas, pero con cierto dulzor. Todavía tienes esperanza. No sabes bien a qué, pero tu ilusión va más allá de una cerveza. Esperas que, a pesar de la precaria oferta, uno de los candidatos llegará con la vara mágica y solucionará la situación de nuestro querido país. Pecan Pie de Propaganda es así. Tiene un sabor seco y ligeramente amargo en boca, pero en nariz es dulce gracias a las nueces añadidas. Bebes tu cervezas y en el horizonte sabes que también hay llamaradas que no son de petate.

5. IPA imperial – Dos aves

Se te empieza a amargar todo de una manera irremediable. Pero te gusta. Te late ser el cascarrabias del grupo. La gente te busca porque todo tendrá un tono agresivo, lleno de odio. La propuesta del “yo mero”, absurda. La propuesta del candidato más joven, absurda. La propuesta del eterno candidato, absurda. La propuesta del candidato más salvaje, “que le mochen la mano”. La gente se divierte porque eres un hater implacable. Pero sabes que necesitas una buena dosis de amargor que te tuerza la boca, una dosis de sabores resinosos que hagan de tus dichos flechas hirientes, una dosis fuerte de alcohol que te ayude a esconder tu desamparo frente al panorama nacional.

6 – Lágrimas Negras – Ramuri

Tienes el humor negro. Pero ya es el colmo del asunto. No tienes esperanza. No tienes ni una sonrisa. No tienes ya siquiera humor. Las elecciones sacan lo peor de ti. Odias a cada uno de los candidatos. Odias cada una de sus propuestas. Pero amas la cerveza y a nuestro país. Lágrimas Negras, una deliciosa stout con avena (para que tu sangre se haga todavía más espesa) y chocolate, con diez graditos de alcohol hará que tu corazón se suavice y te lleve a otros lados donde el término política no existe.

7 – American Pale Lager – Budweiser

Pudiste escoger una cerveza independiente pero no lo hiciste. Para qué manchar el nombre de los cerveceros artesanales. Después de escuchar las propuestas del caballo más salvaje del norte, decidiste mejor irte por agua con sabor algo parecido a la cerveza. Como una Budweiser (y no lo checa), como una Coors o Michelob light. Tu tristeza es profunda. Dejaste de creer. Y prefieres encaminarte a tu tumba con mala cerveza. No lo hagas. Revisa el punto 5 de este artículo. Todavía hay esperanza.

 

 

***Nota: En este texto no nos posicionamos por ningún candidato (ni en contra). Es una publicación hecha con fines de esparcimiento y no electorales.

 

 

Siete cervezas para sobrellevar las elecciones